10 de noviembre de 2016

Una mierda que no puede oler




Me había prometido a mí mismo no caer en la tentación de opinar sobre la polémica suscitada en la última semana a raíz de la publicación de la anunciada antología de poetas murcianos debida a Luis Bagué Quílez. Pero sería absurdo negar que me he encontrado en medio de varias conversaciones al respecto en los últimos días, y que he expresado en ellas mi opinión igual que los demás. Esta noche, hace un momento, me he visto escribiendo un comentario en una entrada publicada en su blog por José Cantabella y, comoquiera que se alargaba, he pensado que era mejor ponerlo aquí a la vista de todo el mundo. Y es que esto de las tan cacareadas ausencias en Composición de lugar (y de las poquísimo o nada cacareadas, que también las hay) está empezando a sonarme a algo tan absurdo como remover para que huela una mierda imaginaria, una mierda que no puede oler porque no existe. Y no veo que nadie quiera poner por delante de su opinión la terca realidad: que la antología la ha llevado a cabo un poeta y profesor que lleva mucho tiempo trabajando en un proyecto universitario relacionado con el tema, y que la responsabilidad última de la selección (pese a las sugerencias que haya podido y sobre todo querido atender) es única y exclusivamente suya.

Dice José Cantabella en su post que "cuando nos mandaron las pruebas de imprenta a los participantes todos supimos quién estaba y quién no estaba en dicha antología, nadie abrió el pico, nadie, nadie dijo nada en ese momento". Y tengo que decir que en mi caso concreto no fue exactamente así. Cuando recibí ese primer email respondí (el 22 de febrero) preguntando a los editores por la presencia o no en la antología de alguien concreto, exactamente (literal, copio y pego) con estas palabras:

«[...] estoy encantado y agradecido con la propuesta. Sólo quería haceros un par de rápidas preguntas al respecto, una, el plazo (aproximado o concreto) para enviar los poemas; y la otra, que nada más verla estaba a punto de comentarlo con un amigo, y de repente me he visto pensando: "¿Pero, habrá recibido la carta él también...?" Porque ese amigo es poeta, nacido y criado en la región (en Cartagena) donde fue profesor muchos años, aunque después la vida le haya llevado lejos por razones de trabajo. Perdonadme la pregunta (que no quiero que suene a intromisión, en ningún caso) pero entiendo que, si se trata de "ofrecer una cartografía exhaustiva y presentar un amplio panorama de la poesía escrita en la Región de Murcia desde el último tercio del siglo XX hasta los primeros lustros del XXI", por edad, calidad y publicaciones, él debería ser uno de los incluidos sí o sí; pero lógicamente también, creo que no soy quién para "recomendar" inclusiones, por lo que antes de meter la pata prefiero preguntar...»

Y la respuesta aquel mismo día (literal, copio y pego) fue clara:

«La selección de poetas la ha realizado el editor literario: Luis Bagué. Nosotros no queremos entorpecer en ningún caso la decisión de Luis. No obstante, si me dices de quién se trata, te contestaré si está incluido o no. Hay personas con las que todavía no hemos podido contactar.»

El poeta por quien yo preguntaba (que, inexplicablemente para mí, se había quedado fuera de la nómina de Cien años de poesía en Cartagena) sí estaba, se me dijo, incluido de antemano por el antólogo en su selección. Y ahí terminaron mis pesquisas. Cuando nos mandaron las pruebas de imprenta leí lo más detenidamente que pude el estudio previo, advertí alguna errata en el nombre de pila de otro poeta y volví a escribir a los editores comentándosela, a la vez que prometiendo el envío lo antes posible de las que observase en mis propios poemas (que habiendo sido maquetados por Cristina Morano ya preveía que serían pocas o ninguna).

Bien, pues volviendo al principio, ese primer correo electrónico que recibí (como supongo que el resto de los incluidos) de La Fea Burguesía sobre la antología iba acompañado de una carta del antólogo en la que hablaba del propósito de la misma: "ofrecer una cartografía exhaustiva y presentar un amplio panorama de la poesía escrita en la Región de Murcia desde el último tercio del siglo XX hasta los primeros lustros del XXI". Para mí resulta obvio (y no soy profesor de lengua y literatura) que si en esas dos líneas aparecen, tan juntos y seguidos, los conceptos "cartografía exhaustiva" y "amplio panorama", es porque evidentemente para quien los ha escrito no son lo mismo, y si quien los ha escrito y yuxtapuesto es doctor en Filología Hispánica y tiene a sus espaldas el bagaje intelectual y el currículum de Luis Bagué (antologías anteriores incluidas), es que en efecto para él no lo son. Ni para mí: "cartografía exhaustiva" es un concepto teórico válido para cualquier disciplina artística (de hecho ya aparece más de una vez, si no recuerdo mal, en La menina ante el espejo) aplicado aquí a la parte teórica del libro, es decir, al estudio previo "Usted está aquí", enmarcado en el proyecto de investigación "Canon y compromiso en las antologías poéticas españolas del siglo XX". Mientras que el segundo concepto, "amplio panorama", es el que se refiere propiamente a la selección en sí; insisto, a la selección, porque la hay, el antólogo en ningún momento ha pretendido, como algunos/as parecen haber (mal)interpretado, ofrecer un "panorama exhaustivo" de la poesía en Murcia en los últimos cuarenta años (entre otras cosas porque resultaría absurdo e impublicable) sino una selección. Amplia, sí, pero selección al fin y al cabo.

Y debo decir que sinceramente no creo que haya habido amiguismo en esa selección, sólo un determinado criterio; el que mejor se adaptaba, supongo, al "método cartográfico" del antólogo para que su "cartografía exhaustiva" respondiera de su "amplio panorama" y viceversa. No amiguismo, sólo un determinado criterio, discutible, criticable incluso, pero criterio al fin y al cabo; y no el mío ni el de ninguno de los/as incluidos o excluidos. Sin embargo (siento tener que insistir) no veo que nadie quiera poner por delante de la opinión del amiguismo la terca realidad: la del criterio del antólogo...

¿No será que, si negamos la mayor ("no he sido incluido por amiguismo") nos quedamos con el culo al aire ante la terca realidad ("no he sido incluido porque el antólogo, de acuerdo con su criterio, no lo ha considerado oportuno")...?

No hay comentarios: